El SISTEMA no para de HUMILLAR al PUEBLO ... ¿ Que hace el Pueblo ? ... Apoyar a la ROJA. ¿ Que hace el PUEBLO ? ... Disfrazarse de PAYASO en CARNAVAL ... ¿ Que hace el PUEBLO ? ... Procrear como si viviera en el PARAISO ... ¿ Que hace el PUEBLO ?... Votar como BURROS. No se que da mas ASCO, un Gobierno que HUMILLA a su PUEBLO, o un PUEBLO COMODO siendo HUMILLADO. Solo los borregos votan a quienes pretenden ocupar escaños en una falsa Democracia


martes, 11 de noviembre de 2014

NADA SE COMPRENDE



Todo lo que se oye o se lee sobre la realidad política y cultural es falso o superficial. Desgraciadamente no es una exageración de amargado ni una petulancia de sabihondo. La generación de nuestros padres sabía pocas cosas de un mundo al que, sin embargo, comprendía. Hoy no hace falta comprender uno mismo todo para percibir que nadie comprende nada. Con ideas obtusas, valores chatos y palabras inauténticas, como moneda corriente de la comunicación social, nada se puede comprender. Y, no obstante, con ideas, valores y palabras genuinas todo es comprensible, no tanto por las causas particulares de cada sector descompuesto, sino por la particularidad de la causa común que los descompone a todos.
Hace un cuarto de siglo que descubrí esta causa en una gravísima contradicción de los valores vigentes en la actual civilización europea. Una contradicción distinta, pero heredera, de la que definió al siglo XIX. Una contradicción tan evidente que todos la verían enseguida si los medios de comunicación y los intelectuales tuvieran algún día el coraje, la decencia o la necesidad de reconocerla por su propio interés. En esta contradicción está el origen de todas las demagogias, todas las corrupciones y todas las crisis políticas. Y mientras que esta contradicción no se supere con sinceridad y talento institucional, continuará agravándose el malestar cultural de Europa.
Nadie comprende lo que ha pasado en Francia, la campaña antijudía en nuestros medios informativos, lo que sucede en Argentina, el incremento de la violencia doméstica, el separatismo de los nacionalistas vascos, el éxito de la operación triunfo o de las crónicas marcianas, la extensión de la corrupción, el bajo nivel de la enseñanza, la postergación de la inteligencia europea, la grave crisis del arte, la proliferación de sectas religiosas, la pérdida de la necesidad de lealtad al propio pasado, la degeneración del lenguaje.
Tampoco se comprenden las paradojas de que el consumo de drogas aumente cuando disminuye el paro; que la economía mejora cuando la política empeora; que el sentido de los acontecimientos grandes o pequeños en el mundo sea más desconocido cuanto mayor sea la información que nos dan de ellos. Las interpretaciones de cada una de las paradojas contradicen las de las otras.
La incomprensión universal, iniciada en las rebeliones del 68 y consumada con el final de la Guerra Fría, se ha constituido en hábito mental de los intelectuales. Los premios Nobel desbarran cuando opinan. En ninguna parte florece un esbozo de síntesis inteligente. Y en todas partes, la falta de luces en la inteligencia y de entereza en las voluntades se suple con los frutos emergentes del pozo negro de las ambiciones sin ideales y del miedo sin motivo, es decir, el consenso y el reparto.



La complejidad de las sociedades modernas hace difícil, pero no imposible, que se pueda comprender la razón de las cosas que pasan en ellas. Sobre todo de las que obedecen a sentimientos colectivos. Hasta tal punto ha llegado a ser ficticia la conciencia social en materias emotivas, como la política, el arte, los delitos y la inmigración, que los intelectuales en temas humanísticos comprenden mejor la relación con la realidad de las ciencias físicas o biológicas que la de sus propias asignaturas.
La contradicción del siglo XX europeo, adorar el principio de igualdad (democracia social) y odiar el principio representativo (democracia política), consagrados ambos en la apoteosis oligárquica del Estado de partidos, ha determinado de manera casi mecánica que la ética dejara de ser una disciplina, la moral una costumbre, la división derecha-izquierda un significado. La Administración ha sustituido a la política, el consenso a la representación y la violencia de grupo al fascismo social.

 LA RAZÓN. JUEVES 9 DE MAYO DE 2002
ANTONIO GARCÍA TREVIJANO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pensamiento de A. Rogers (1931)

Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo. El gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona. Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, eso... mi querido amigo...

...es el fin de cualquier Nación. “No se puede multiplicar la riqueza dividiéndola”. Dr. Adrian Rogers, 1931

La farsa del 11-M

Esta serie documental ya fue censurada en youtube

PLANTAS QUE CURAN ENFERMEDADES GRAVES

Plantas prohibidas para curar enfermedades graves

Argentina Saqueada

Textos de Friedrich Nietzsche

1.000 Razones para dejar de fumar.

PULSAR SOBRE IMAGEN

Mira, de Rodillas ante Roma

1.000 Razones para dejar de fumar.

EL GRAN ENGAÑO

Mapa visita 6/3/2011

Libros gratis en in ternet

Libros gratis en internet

PRENSA 15M ESTEPONA

PRENSA 15M ESTEPONA pulsa sobre esta imagen.

PULSAR SOBRE LA IMAGEN

Visitas 17.02.2010

Los dueños del sistema de poder universal oculto

Sistema oculto

Donde nace la impunidad de Israel

no le des tu dinero a israel

GOLPE DE ESTADO DE LOS BANCO

LOS BANCOS HAN DADO UN GOLPE DE ESTADO, SE HAN QUEDADO CON EL PODER

El tema de la crisis económica y sus repercusiones, por Juan Torres López, Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla y miembro del Consejo Científico de ATTAC. Una de las mentes más lucidas en temas económicos! .
Se viene el Gobierno Mundial... ¡¡y se viene rápido!! Si logran instaurarlo o no, depende de nosotros. No de una MAYORIA (al menos, no al principio), sino que depende de si un grupo mucho más pequeño, que denominamos LA RESISTENCIA, logra despertar a los Pueblos del mundo en contra de los dueños del Nuevo Orden Mundial..


"Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, Estos privaran a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron."

THOMAS JEFFERSON, 1802

Seguir por Email

Enlaces