El SISTEMA no para de HUMILLAR al PUEBLO ... ¿ Que hace el Pueblo ? ... Apoyar a la ROJA. ¿ Que hace el PUEBLO ? ... Disfrazarse de PAYASO en CARNAVAL ... ¿ Que hace el PUEBLO ? ... Procrear como si viviera en el PARAISO ... ¿ Que hace el PUEBLO ?... Votar como BURROS. No se que da mas ASCO, un Gobierno que HUMILLA a su PUEBLO, o un PUEBLO COMODO siendo HUMILLADO. Solo los borregos votan a quienes pretenden ocupar escaños en una falsa Democracia


sábado, 18 de noviembre de 2017

LA CONSPIRACIÓN DE LA ALTA MASONERÍA JUDÍA SIONISTA



El Menorah, el candelabro de siete brazos también es un símbolo de la Alta Masonería Judía de B’naiB’rith. En una reunión secreta que tuvo lugar en París en 1936, miembros de la Logia Judía Secreta de B’nai B’rith, dijeron, entre otras cosas:
«No hasta que toda concepción moral del orden social sea eliminada entre los cristianos y no hasta que toda religión, todo patriotismo y toda dignidad sea destruida, será realizado nuestro reinado sobre el mundo».

« Nosotros ofrecemos a los cristianos nuevas teorías imposibles de realizarse, como el comunismo, el socialismo y la anarquía, los cuales son actualmente nuestros proyectos (...) Los cristianos las han aceptado estúpidamente con gran entusiasmo, no dándose cuenta que estas son nuestras teorías y que estas son nuestras armas más peligrosas contra ellos».

«Nosotros hemos cubierto a la Iglesia Católica con las más abominables calumnias, nosotros hemos falsificado Su historia y hemos ensuciado sus más nobles actividades, atribuyéndole a ella la perversidad de sus enemigos».

«Nosotros ya hemos cumplido la mayor parte de nuestra obra, pero no podemos afirmar haber alcanzado el objetivo de nuestra obra. La Iglesia Católica todavía está viva (...) Nosotros tenemos que destruirla, sin la menor demora y sin misericordia».

«Puedan nuestros hijos transformarse en Obispos y Cardenales, para que ellos puedan destruir la Iglesia Católica».

sábado, 28 de octubre de 2017

Qué vergüenza, señor Rajoy, señor Sánchez, señores jueces

El Estado español ha ido a paso de tortuga, tentándose la ropa de manera acomplejada, cediendo toda la iniciativa a los golpistas


Soy un español insignificante, uno más, pero creo que recojo el sentir de millones de mis compatriotas si digo que este mediodía me he sentido profundamente humillado e indefenso ante lo que ha sucedido en el Parlamento de Cataluña. Vulnerando todas las leyes de nuestra democracia se acaba de aprobar “la constitución de la República catalana como Estado independiente y soberano”. Sí, ya sé que no tiene validez jurídica alguna, que el Tribunal Constitucional lo suspenderá en breve, que la justicia se pondrá en marcha para que los golpistas rindan cuentas. Pero la pregunta incómoda sique ahí:¿Cómo se ha permitido semejante oprobio? ¿Por qué la justicia no evitó este golpe de Estado? ¿Por qué no se emitió una sencilla orden judicial ordenando la detención de los rebeldes sediciosos?
Qué vergüenza, señor Rajoy, señor Sánchez, señores jueces. ¿Cómo han tolerado que una facción sediciosa haya llegado tan lejos? Cuando en el futuro se estudie la historia de España, los libros consignarán que el 27 de octubre de 2017 el Parlamento catalán aprobó la independencia mientras el Estado español iba a paso de tortuga, tentándose la ropa de manera acomplejada, cediendo toda la iniciativa a los golpistas.
¿Se podía haber evitado esta declaración de independencia que ha humillado a todos los españoles y ha dejado hecho un guiñapo el prestigio de nuestro país? Por supuesto que sí. Era tan sencillo como que el TC hubiese suspendido la sesión de hoy del Parlament (he consultado con juristas y me explican que resultaba perfectamente posible). Pero jueces acobardados no han estado a su altura (sí lo están para las prebendas del cargo). Tampoco el presidente del Gobierno y su segunda han cumplido con los españoles. Primero fallaron a la hora de evitar el referéndum del 1 de octubre y esta vez no han sabido parar un acto golpista anunciado con todo detalle. Especialmente lacerante el papel del PSOE y el PSC, que todavía un par de horas antes de que se consumase el golpe presentaban mociones para ablandar la aplicación del Artículo 155.
Pobre España, que no ha tenido quien la defendiese. Tengan por seguro que franceses, alemanes, italianos o británicos habrían puesto medios para evitar de antemano la bofetada que acabamos de recibir. Uno de los países más prósperos del mundo, un Estado democrático de 47 millones de habitantes, ha sido incapaz de parar a una facción que ni siquiera es mayoritaria en votos en su región. Si esta noche Puigdemont, Junqueras y Forcadell no duermen en la cárcel España tiene un problema más que serio.
Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso

domingo, 15 de octubre de 2017

Cataluña nunca fue independiente


CATALUÑA NUNCA FUE ESTADO INDEPENDIENTE.
El recientemente aprobado estatuto de Cataluña contiene una afirmación que ha sido enarbolada durante décadas por los partidos nacionalistas, la de que Cataluña es una nación. La inclusión ha venido además refrendada por el Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero y por el PSOE, en un comportamiento sin precedentes. Semejante pronunciamiento (que colisiona frontalmente con el articulado de la Constitución) se sustenta no sobre la realidad de la Historia, sino sobre una mentira histórica de notables dimensiones. Y es que Cataluña jamás se consideró una nación, sino una parte más de una nación llamada España.

En fecha tan tardía como 1893, Francesc Cambó inició la tarea de predicar el catalanismo por las tierras de Cataluña. Sería él mismo quien, en sus Memorias, describiría el ambiente con que se encontró.
En su conjunto, el catalanismo era una cosa mísera cuando, en la primavera de 1893, inicié en el mi actuación (…) Organizamos excursiones por los pueblos del Penedés y del Vallés, donde había algún catalanista aislado (…) no creo que hiciéramos grandes conquistas: los payeses que nos escuchaban no llegaban a tomarnos en serio (…) Aquél era un tiempo en el que el catalanismo tenía todo el carácter de una secta religiosa. Puede decirse que todos los catalanistas se conocían entre sí.
Las palabras de Cambó serían confirmadas por Josep Pla, que añadiría:
Los catalanistas eran muy pocos. Cuatro gatos. En cada comarca había aproximadamente un catalanista: era generalmente un hombre distinguido que tenía fama de chalado.
Francesc Cambó.Desde luego, no dejaba de ser una situación peculiar la descrita por los dos ilustres catalanes si se tiene en cuenta que, de acuerdo con los postulados del nacionalismo, Cataluña es una nación oprimida por España. Por el contrario, lo que escribían sobre la situación de hace más de un siglo Cambó y Pla resulta lógico si se tiene en cuenta que, en términos reales y no míticos, fidedignos y no mentirosos, la historia de Cataluña y de los catalanes siempre ha sido la historia de España.
Desde luego, los romanos –que crearon el término Hispania– siempre incluyeron en sus límites los territorios de la que, ya muy avanzada la Edad Media, sería Cataluña. No en vano Tarraco, la actual Tarragona, fue capital de una de esas Hispanias. Lo mismo sucedió cuando, deshecho el Imperio Romano, se estableció en la Península un dominio visigodo que cristalizaría en un reino de España.
Significativo resulta, por ejemplo, que la primera capital de ese reino, con Ataúlfo, estuviera en Barcelona. Sabido es que muy pronto la capital, con lógica irrefutable, se trasladó al centro de la Península, y más concretamente a Toledo, pero a esas alturas los escritores visigóticos, con Isidoro de Sevilla a la cabeza, hablan de una nación llamada España cuyas raíces son romanas y cristianas y a la que han llegado recientemente los godos. Semejante visión no quebró –todo lo contrario– cuando la invasión islámica de 711 pulverizó el reino visigótico. El reino, no España, que se aprestó inmediatamente a la resistencia frente al invasor musulmán.
En un intento de protegerse de un ataque islámico, los reyes francos se apoderaron de unos territorios situados al sur de los Pirineos, a los que denominaron Marca Hispánica (nombre, ciertamente revelador,) y a los que convirtieron en zona de salvaguarda. Sin embargo, de manera bien significativa, los monarcas francos fueron conscientes de que aquel territorio que siglos después sería Cataluña era ya entonces España.
En abril de 815, poco después de la creación del condado de Barcelona como separación entre el reino de los francos y los musulmanes, Ludovico Pío, rey de Aquitania y soberano de Septimania, promulgó un precepto destinado a la protección de los habitantes del condado de Barcelona y otros condados subalternos. En el texto se habla, literalmente, de los “españoles” Juan, Chintila y un largo etcétera, y, sobre todo, se dice algo enormemente interesante sobre los habitantes de lo que ahora denominamos Cataluña:
Muchos españoles, no pudiendo soportar el yugo de los infieles y las crueldades que éstos ejercen sobre los cristianos, han abandonado todos sus bienes en aquel país y han venido a buscar asilo en nuestra Septimania o en aquella parte de España que nos obedece.
Estatua erigida a Ramón Berenguer IV en el Retiro madrileño.En el documento –como era de esperar– no aparece la palabra “Cataluña” ni la palabra “catalanes” porque eran ideas aún inexistentes, pero sí se hace referencia a cómo esa zona territorial formaba parte de España y a que sus habitantes eran españoles.
Hasta el año 1096 la familia de los condes de Barcelona –que seguían siendo vasallos del reino franco– fue de origen extranjero, y, con la excepción de Berenguer III, que se casó con María, hija del Cid Campeador, los matrimonios siempre se contrajeron con mujeres procedentes de algún lugar situado al norte de los Pirineos.
En el año 1137 un conde de Barcelona llamado Ramón Berenguer IV rompió con esa tradición, seguida durante siglos por sus antecesores, y contrajo matrimonio con la princesa Petronila de Aragón. De esta manera, el condado de Barcelona –que ni era Cataluña, ni era una nación catalana, ni tenía pretensión de serlo– volvía a reintegrarse en el proceso de reconstrucción, de reconquista, de una España que había estado a punto de desintegrarse por completo a causa de la invasión islámica. Y lo hacía como parte no de una confederación catalano-aragonesa, como dicen los nacionalistas, a pesar de que jamás aparece tal nombre en las fuentes históricas, sino como parte de la Corona de Aragón.
Esa conciencia de que Cataluña era tan sólo una parte de España y no una nación independiente la encontramos también en los reyes que ejercieron sobre ella su soberanía. Citemos algunos ejemplos. Cuando, en 1271, Jaime I salió del Concilio de Lyon, tras haber ofrecido la cooperación de sus hombres y de su flota para emprender una cruzada, exclamó: “Barones, ya podemos marcharnos; hoy a lo menos hemos dejado bien puesto el honor de España”. De la misma manera, cuando socorrió a Alfonso X de Castilla en la lucha contra los moros de Murcia, Jaime I sostuvo que lo hacía “para salvar a España”. De manera semejante, el rey Pedro III afirmó que había salvado el honor de España al acudir a Burdeos para batirse con Carlos de Anjou, manteniendo su palabra.
Y si esto pensaban los monarcas que reinaban –entre otros territorios– sobre Cataluña, no otra cosa pensaban sus historiadores. En el siglo XIV, el catalán Ribera de Perpejá escribió la Crónica de Espanya, en la que señalaba precisamente cómo Cataluña era una parte de esa España despedazada por la invasión musulmana pero ansiosa de reunificación. Y el gran historiador catalán Ramón Muntaner reclamó una política conjunta de los cuatro reyes de España, que son, escribió, “d’una carn e d’una sang”.
Nada de esto puede extrañar, si se tiene en cuenta que guerreros tan catalanes como los almogávares se lanzaban al combate gritando no Cataluña, sino “¡Aragón! ¡Aragón!”. ¿Hubieran podido gritar otra cosa, cuando Cataluña no era sino una parte de la Corona de Aragón y no una nación independiente?
Batalla de las Navas de Tolosa.Por su parte, Bernat Desclot, un autor cuya lectura sería más que sobrada para desmontar la mayoría de las mentiras históricas del nacionalismo catalán, nos ha dejado referencias bien significativas. Por ejemplo, al mencionar la batalla de las Navas de Tolosa (1212) señaló, en su Crónica, que en dicho combate habían intervenido “los tres reyes de España, de los cuales uno fue el rey de Aragón”.
De la misma manera, al narrar un viaje del conde de Barcelona a Alemania para entrevistarse con el emperador, Desclot relató que aquél se había presentado ante su majestad imperial diciendo: “Señor, yo soy un caballero de España”. Acto seguido, ese mismo conde de Barcelona había dicho a la emperatriz alemana: “Yo soy un conde de España al que llaman el conde de Barcelona”. No resulta extraño que el emperador, según nos cuenta el mismo Bernat Desclot, dijera a su séquito: “(…) han venido dos caballeros de España, de la tierra de Cataluña”.
No cabe duda de que los catalanes medievales –mal que les pese a los nacionalistas– tenían las ideas muy claras, y éstas no eran formar parte de una nación independiente.
Con esos antecedentes repetidos vez tras vez no puede sorprender que, durante los siglos siguientes, Cataluña y los catalanes se sintieran hondamente españoles. Como el resto de los españoles, participaron en la guerra civil de inicios del siglo XVIII, que algunos pretenden presentar falsamente como un conflicto independentista catalán, cuando fue un enfrentamiento dinástico. Defendían –con personajes como Casanova, convertido en icono nacionalista– no la independencia de la nación catalana, sino al pretendiente austriaco frente al borbónico.
Como el resto de los españoles, los catalanes también resistieron al invasor francés en el Bruch y en el asedio de Gerona, y no deja de ser significativo que una de las heroínas españolas más famosas de la guerra de la independencia fuera la catalana Agustina de Aragón.
Como el resto de los españoles, también los catalanes combatieron en Marruecos en 1859, a las órdenes de un general catalán llamado Prim, y desfilaron por las calles al sonido de Los voluntarios, una marcha militar que se interpretó entonces por primera vez.
Como el resto de los españoles, los catalanes sufrieron también el desastre de 1898. Cuatro de los 33 últimos soldados de Filipinas fueron catalanes.
Enric Prat de la Riba.Como el resto de los españoles, en suma, sufrieron las alegrías y tristezas de la historia de España, sin excluir la guerra civil de 1936, en cuyos dos bandos participaron. Nadie puede olvidar, por ejemplo, al Tercio de Montserrat, que, encuadrado en el ejército nacional, dejó su sangre, por ejemplo, en la batalla del Ebro.
No puede extrañar que, como señalaba Cambó, no hubiera apenas catalanistas antes de él, o que, como dejó escrito Pla, los pocos que existían tuvieran fama de chalados. ¿Cómo iba nadie a creer en el nacionalismo con ese pasado histórico? A día de hoy, una mentira histórica tan monstruosa como la del nacionalismo pretende cerrar los ojos de los catalanes a la verdad. Para ello ha seguido la consigna de Prat de la Riba:
Había que saber que éramos catalanes y que no éramos más que catalanes… Esta obra no la hizo el amor… sino el odio.
Tristes son las palabras de Prat de la Riba, pero no pueden ser tachadas de falsas. Durante décadas, los nacionalistas han inoculado en sucesivas generaciones de Cataluña ese odio a España, una España a la que se ha pintado no como la madre común, sino como una opresora; no como el tronco que sustenta las diferentes ramas nacionales, sino como un árbol odioso y extraño.
Además, los que han sembrado el odio se han empeñado en usurpar el nombre de Cataluña, como si fuera de su propiedad exclusiva, y se han permitido tachar de catalanófobos a los que no comparten los delirios del nacionalismo y tan sólo aspiran a que Cataluña sea una tierra en la que ni se asalte ni se agreda a los que no son nacionalistas; en la que la lengua catalana no sea barrera de separación sino instrumento de unión; en la que los padres puedan educar a sus hijos en su lengua madre, en la que no se vea al resto de España como enemigos sino como hermanos y en la que la ley sea la misma para todos, independientemente de que sean o no nacionalistas.
Para impedir tan nobles metas, para implantar el nacionalismo en centenares de miles de corazones, el nacionalismo catalán ha tenido que recurrir al uso sistemático e ininterrumpido de la mentira, una mentira que, entre otras cosas, afirma que Cataluña es una nación.
A todos aquellos que piensan que los catalanes debieran de elegir libremente si quieren ser independientes o no están equivocados ... soy y me gusta podemos pero no comparto la idea de independencia de Cataluña simplemente porque nunca ha sido un estado independiente de ESPAÑA

viernes, 6 de octubre de 2017

Lluis Companys, "ídolo" de los independentistas catalanes




Lluis Companys, "ídolo" de los independentistas catalanes:
- Firmó más de 400 sentencias de muerte.
- Mandó a perseguir y asesinar a miles de personas durante su mandato por el mero hecho de no pensar como él.
- Amontonó a miles de catalanes en las "chekas" (hasta 46 en toda Cataluña), con la colaboración de agentes de la Unión Soviética. Y otorgó poderes al PNV y ERC para tener las suyas propias.
- Profanó tumbas.
- Ordenó quemar conventos.
- Prohibió cualquier tipo de religión o culto.
etc, etc.
Una "joya".

jueves, 5 de octubre de 2017

Así actúan los separatistas Catalanes en España



AUDIO EXCLARECEDOR . Esta son las verdaderas intenciones de los separatistas y organización de delincuentes. Grupos de adoctrinamiento están visitando los colegios de Cataluña y lavando los cerebros de los menores. ESCUCHEN EL AUDIO por favor. Y DIFUNDIR

miércoles, 4 de octubre de 2017

Gran malestar en el ejército tras las palabras del Jefe del Estado

ALERFA, UNA ORGANIZACIÓN MILITAR SECRETA FRENTE A LA PASIVIDAD DE LA CÚPULA MILITAR



Los militares llevan días esperando una intervención de el Rey que por fin se ha producido para no decir nada: nada de nada. El descontento en los cuarteles se palpa con sólo pisar sus patios y las conversaciones, en las salas de armas, giran todas en torno a lo mismo: España está ante una situación límite.

La Tribuna de Cartagena ha hablado con numerosos militares. Sólo tres darán sus nombres: los tres se encuentran en situación de reserva y poseen un ejemplar historial militar: el general Fernández-Monzó Altolaguirre estuvo al mando de la Brigada Mecanizada Maestrazgo nº 3 y fue gobernador militar de Cartagena y Murcia. Ocupó la Inspector general del Arma de Infantería y la subdireccción de la Escuela Superior del Ejército. También ocupó posiciones de mano de equipos de inteligencia de la OTAN en Pakistán y Afganistán. El general Piñar Gutiérrez, licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, fue subdirector de Doctrina del Ejército de Tierra y su carrera, en la última etapa, ha estado presidida por enfrentamientos y arrestos con la cúpula militar. Desarrolla una importante labor como escritor y conferenciante. Y el coronel Manrique García también ha sido un militar molesto y sancionado por el alto mando castrense. Diplomado de Estado Mayor, también es prolífico escritor y colabora con diferentes medios de comunicación.

Mientras tanto, el malestar continúa en los cuarteles y una organización militar en la sombra (la primera que se conoce en los cuarenta últimos años) comienza a hacer sonar el ruido de sables bajo el misterioso nombre de Alerfa. Vayan familiarizándose con este nombre que, en los cuarteles y salas de armas, ya empieza a formar parte de los corrillos, las conversaciones entre oficiales y jefes y los mensajes en los grupos de guasaps de militares de España.

La situación de Cataluña es absolutamente insostenible.

[Img #5811]
General Fernández-Monzón
Para el general Manuel Fernández-Monzón Altolaguirre: “La situación actual en Cataluña debería considerarse un acto de alta traición que impondría la aplicación del estado de guerra”.


Para el coronel Manrique, lo que sucede ahora mismo en Cataluña “es una revolución posmoderna, secuela de la del 11-M. Por revolución, en acepción vulgar, se entiende el cambio político político brusco y violento; eso es lo que se está produciendo y a lo que se ha llegado, tras la traición del Sáhara, el desmantelamiento ilegal-traidor-antidemocrático del Régimen del 18 de Julio, y la guerra subversiva-terrorista de ETA-GRAPO-FRAP-TerraLluire-MPAIAC, es decir, la primera Transición. Una revolución adaptada a los tiempos y al dominio de los poderosos medios de comunicación por la plutocracia sionista instalada entre las élites sajonas y en las sociedades secretas. El 11-M abrió las puertas a la segunda, que está a punto de culminarse con la secesión, aunque sea tibiamente encubierta con un federalismo-commonwealth. Recordemos,añade el coronel Manrique, para calibrar la profundidad y origen inmediato del problema, pues la destrucción de España, por manos y dineros anticatólicos fundamentalmente, es algo que comienza tras su reunificación con los Reyes Católicos y los primeros Austrias, que durante los debates parlamentarios de la aprobación de la que sería Constitución de 1978, los senadores Villar Arregui (PSOE) y González Seara (UCD) afirmaron que el término nacionalidades, incluido en el texto se debía a compromisos tomados en Munich en 1962”.

Para el general Piñar la situación es absolutamente inarbordable. “Los catalanes tienen derecho a decidir porque así se les ha hecho creer durante 40 años. Si les has dado competencia y les has tratado como una nación, les has empujado a esta secesión. La responsabilidad de que hayamos llegado a esta situación es de las altas magistraturas del estado y sobre todo la más alta de todas, del Jefe del Estado. Felipe VI no es que no ha cumplido con su obligación de detener esta situación sino que, y lo que aún es mucho peor, de alguna manera, la ha propiciado. Seamos completamente claros, esto no se habría producido si hace tiempo no se hubiera hecho esa entrega de los estatutos de autonomía entregando unas competencias a las que jamás debía haber renunciado un Estado. Estamos recogiendo lo que hemos sembrado”.

[Img #5812]
Coronel Manrique
El coronel Manrique piensa que hace tiempo que debía haberse enviado a la región catalana efectivos militares. “Su misión principal lo pide. Pero debería haberlo hecho ya y, sobre todo, debería haber hecho primero uso de la disuasión: una advertencia seria de la Institución Militar (incluso la hoy destrozada) habría evitado el problema en gran medida. Incluso podría hacerlo aun. Y, por cierto, no haría falta desplazarse de Madrid, pues la raíz del problema está en los organismos e instituciones del Estado”.


El general Piñar cree, por el contrario, que la reacción debe salir del pueblo: “La reacción tiene que salir del pueblo. Recuerde que hay millones de españoles que juraron defender la unidad de la patria hasta la última gota de su sangre y nadie les ha eximido de ese juramento.La única reacción posible a la situación actual debe salir del pueblo, de la gente, fuera del propio pueblo no existe ninguna solución porque los propios poderes del estado en lugar de enfrentarse con los separatistas se han enfrentado con quienes defienden la unidad de España y han dado instrucciones a los propios mandos de las fuerzas de seguridad del estado para que no se produzcan detenciones de los sediciosos. Habría de ponérsela cosa muy mal para que se produzca una reacción en los militares, en la cúpula militar”.

[Img #5810]
General Piñar Domínguez
El general Fernández-Monzón nos recuerda que “el 6 de octubre de 1934, en pleno apogeo de la Segunda República, nada más producirse la incorporación de tres nuevos ministros de la CEDA al gobierno de Alejandro Lerroux, tras desatarse la huelga revolucionaria convocada por los socialistas, Luis Companys proclamó el Estat Catalá, tras acusar al nuevo gobierno español de “monarquizante y fascista”. El presidente Lerroux actuó de forma rápida, declarando el estado de guerra y asegurando que “estaba en un momento de lucha y que estaba dispuesto a vencer” y el general Batet, prácticamente con un capitán, cuatro soldados y dos cañones situados en la Plaza de Sant Jaume, dominaron la situación. Ya está bien de cachondeo. Esto es un desprecio y humillación a España y a los españoles”.


El coronel Manrique entiende que la reacción del Jefe del Estado llega tarde: muy tarde. “El Jefe del Estado, por cierto, ya no es el jefe de todos los Ejércitos. En el camino de desmantelamiento apenas soterrado de la Constitución (separación de poderes, derecho a la vida, servicio militar, igualdad ante la ley, déficit público, etc.) prácticamente le ha privado, sin ningún problema por parte de la Corona, de ese Mando, recayendo en el Jefe de Gobierno. La responsabilidad de la Monarquía, por muy irresponsable que sea el Rey, es total y gravísima. Con ella está firmando su destino no lejano, incluso por lo infumable de un reino de una España rota quizá unido federalmente a una república catalana (y las que vengan).

Pero volvamos a esa secreta organización militar que comienza a ganar, cada vez más adeptos, entre jefes y oficiales, tanto del ejército de tierra, como de la marina y de aviación.

El nombre tan misterioso, Alerfa, nos hace acudir a varios diccionarios hasta que encontramos la definición que podría ser la causante de la elección de este nombre. Alerfa: “en operaciones con aeronaves, palabra clave utilizada para designar una fase de alerta”. Y es que, según hemos podido conocer con carácter de exclusiva, desde La Tribuna de Cartagena, el origen, o al menos el principal grupo impulsor de esta organización militar secreta, nació, hace menos de un año, en la Base Aérea de Zaragoza extendiéndose rápidamente a las Unidades de Mando de Combate Aéreo de  Torrejón, Chinchilla, San Javier y Canarias y de ahí dio el salto a oficiales del ejército de tierra y de la armada.

Durante estos últimos días, desde La Tribuna de Cartagena hemos hablado con diversos jefes y oficiales en activo (cuyos nombres, obviamente, no vamos a hacer públicos) hasta tener la seguridad de que Alerfa es una organización estructurada y no del deseo de un grupo de animosos soldados. Hemos mantenido conversaciones privadas, cibernéticas y telefónicas (obviamente desde teléfonos anónimos ya que tenemos el completo convencimiento, por una confidencia que nos ha llegado desde la propia policía, de que los teléfonos de los redactores y del director de este periódico están siendo ilegalmente intervenidos). Nuestros interlocutores han sido, todos ellos, jefes y oficiales jóvenes: tres tenientes coroneles del ejército de tierra (dos de infantería y uno de  caballería) y dos capitanes de fragata, cuatro comandantes del ejército de tierra (dos de infantería, uno de artillería y otro de intendencia), dos comandantes del ejército del aire y un capitán de corbeta y tres capitanes (uno de infantería, otro de intendencia y otro de la guardia civil), dos capitanes de aviación y un teniente de navío. Precisamente el capitán de la guardia civil ha sido nuestro principal contacto y quien nos ha introducido.

No ha sido mucha la información obtenida pero sí la suficiente como para sostener que Alerfa es un grupo real y dinámico que existe y que cada vez va cobrando más adeptos entre los militares descontentos con la deriva de la nación y la política de ascensos del ministerio de Defensa.

Hasta donde hemos podido conocer, Alerfa no cuenta con una jerarquíay se trata, sobre todo, de un grupo de opinión dentro de las Fuerzas Armadas; eso sí, un grupo de opinión de militares altamente cualificados, muchos de ellos, prácticamente todos, con experiencia en operaciones internacionales, con tropa a sus mandos y que, en algún momento, se han planteado pasar de la mera difusión de mensajes de descontento entre sus miembros a alguna acción contundente si la patria se encontrara ante una situación límite.

Para el coronel Manrique, “antes que la disciplina está el honor, se dijo, y muy bien dicho, como resumen de la deontología no solo militar. España está antes que la Constitución del 78 y de la de La Pepa. Las leyes pueden ser inmorales e incluso antinaturales (y de eso hay muchos ejemplos hoy en día) y lo mismo las órdenes, siendo, por lo tanto, incumplibles moralmente. Y no digo nada que ningún insumiso demócrata no entienda. Incluso muchos de nosotros, no solo militares, y pienso en muchísimos obispos, tenemos el deber moral insuperable de cumplir el 4º Mandamiento (del que emana el patriotismo) y el juramento solemne”.

El general Piñar dice: “Yo no soy ningún representante del Ejército, yo soy un general retirado sin ninguna responsabilidad en las Fuerzas Armadas. Los ejércitos han sido anulados completamente, la institución militar ha sido cambiada en muchos aspectos negativos, el artículo VIII de la Constitución Española no se ha desarrollado en absoluto, se ha hecho todo lo posible para que las Fuerzas Armadas no puedan cumplir con su misión.Pero todavía quedan oficiales y suboficiales, eso que forma parte del pueblo español del que les hablaba y donde se encuentra la única solución que veo, pero no dirigidos pos sus jefes porque el ejército, como institución, está totalmente anulado. Pero sí puede haber una movilización del pueblo militar, es decir de la tropa, de los suboficiales y de los oficiales (como ha pasado en otras épocas de España). Los mandos intermedios tienen muchas posibilidades que no necesariamente sea desobedecimiento de las órdenes recibidas, se puede presionar desde la base del Ejército a los mandos porque, no lo olviden, hay unos mandos más dispuestos a cumplir su juramento con la patria que otros. Un regimiento no funcionan sin los capitanes, no sólo es el coronel el que lo manda; una brigada no es solo el general el que la manda, son los jefes de la brigada los que de alguna manera pesan, y dentro de una compañía los oficiales y los suboficiales tienen un peso enorme, porque sin  el respaldo de la base no se podrían tomar decisiones con el ánimo que se tienen que tomar en estos momentos”.

El general Fernández-Monzón afirma que “cuando se elaboró la Constitución del 78, también se contempló un “documento denominado S.A.M.” (Supuesto Anticonstitucional Máximo) que recoge los deberes y obligaciones en el caso de producirse la rebeldía de una de las regiones. Pero es que, además, las Fuerzas Armadas (FF.AA.), según el artículo 8 de la Constitución, tienen perfectamente definidas sus obligaciones. Si la actuación es en defensa de la unidad territorial de la patria y de la legalidad vigente, cualquier actuación militar estaría –a mi juicio- sobradamente legitimada contara, o no, con el apoyo explícito de sus mandos”. Y nos recuerda el general Monzón: “El 18 de julio de 1936, de todos los generales, no se sublevó ninguno. Jefes y oficiales tienen mucho que decir todavía… Cada cual habrá de asumir su responsabilidad para con la patria y para con la historia. La Constitución española está clarísima. Para mí, el Artículo 116 de la Constitución lo regula todo. Y no creo que dé para interpretaciones personales. El texto constitucional es meridianamente claro. Muchos compañeros de armas tienen una actitud servil cuando están en activo y otra muy diferente cuando son destinados a la Escala B”.

Somos conscientes de la repercusión que tendrá esta publicación y asumimos nuestra responsabilidad periodística que no es otra que la de informar de aquello que sucede y que otros no quieren que se sepa, y con nuestra responsabilidad como patriotas que, ante un momento definitivo para la continuidad de España como nación, priorizamos el amor a la patria y concentramos todos nuestros esfuerzos en conocer cualquier tipo de salida a la actual situación límite. Así lo estamos haciendo con profesores universitarios, con especialistas en todas las disciplinas académicas y con dirigentes políticos. Y aunque en España cualquier información que afecte a las Fuerzas Armadas se convierte en un tema tabú, para nosotros resulta también imprescindible saber qué piensa la milicia y qué puede ofrecer en estos difíciles momentos para la nación.

La verdad sobre Cataluña y los separatistas.

Aunque su autora ha negado que esta carta sea suya, en la misma se dicen verdades indiscutibles.
DIFUNDIR
Isabel Coixet. Directora catalana de cine, cuenta toda la verdad al mundo.
A TODOS mis amigos internacionales:

"Este fin de semana me di cuenta de que algunos de mis amigos internacionales están confundidos por lo que está pasando en España con Cataluña. Espero que esto ayude:
- España es una democracia occidental y sus ciudadanos catalanes votan con frecuencia. De hecho, entre elecciones europeas, nacionales, regionales y municipales han votado 6 veces en los últimos cinco años.

- En las últimas elecciones regionales, los partidos pro-secesión decidieron unirse en torno a un solo tema -independencia- y no sólo no lograron obtener la mayoría de los votos, sino que también perdieron votos en relación con las elecciones anteriores. Las encuestas, incluso las pagadas por los separatistas, demuestran que el apoyo a la independencia es una minoría y en declive.

- Cataluña no está "oprimida". Es una de las regiones más prósperas de España y sus ciudadanos disfrutan de un alto nivel de vida y uno de los más altos grados de autogobierno de cualquier región de Europa.

- El partido que tradicionalmente dirigía el gobierno regional de Cataluña ha utilizado durante los últimos 30 años dinero público para promover una agenda separatista a través de la educación y los medios locales y se ha financiado ilegalmente con un esquema corrupto en el que los contratistas tuvieron que pagar sobornos al menos 3% de cualquier trabajo público.

- La región de Cataluña nunca ha existido como una entidad política independiente y fue parte o el Reino de Aragón, que se fusionó dinásticamente con el Reino de Castilla en 1492 para crear la España que conocemos hoy. No hay "unión", como en el Reino Unido. Cataluña es España lo que Rousillon es a Francia o Cornualles a Inglaterra.

- España es democracia parlamentaria, con una constitución que puede ser enmendada. Una votación sobre la secesión territorial requeriría tal enmienda y el apoyo de una mayoría calificada de españoles.

- Ningún país u organización internacional (con la excepción de Nicolás Maduro en Venezuela) ha apoyado este movimiento.

Entonces, ¿por qué el alboroto? A medida que la economía mejora y el apoyo a la independencia disminuye, los separatistas temen "perderse el tren" y, rompiendo con las leyes españolas y regionales, se han embarcado en una campaña para presentar al gobierno central como "malvado" por no permitir un referéndum regional que no cumplen con la constitución (ampliamente aprobada en toda España, incluida Cataluña). Este ruido también oculta los escándalos regionales de corrupción y establece separatistas como víctimas de las próximas elecciones generales.

Si estás de acuerdo, difúndelo.

La lista que más temen las empresas catalanas: Publican la lista del boicot a productos catalanes

La lista que más temen las empresas catalanas: Publican la lista del boicot a productos catalanes




Ha sido en las redes sociales donde varios internautas se han unido para confeccionar la lista de productos catalanes que consideran no hay que comprar, publicando a la vez su alternativa de productos elaborados fuera de Cataluña.


La reproducimos:

Listado de productos catalanes y sus alternativas
C- Productos origen o sede en Cataluña.
A-Alternativas.
Bebidas
C-Café Nescafé, Bonka, Marcilla
A-Café Saimaza, La Estrella…
C-Okey
A-Choleck
C-Infusiones Hornimans
A-Pompadour
C-Agua Fontvella, Aquarel, Viladrau, Lanjarón
A-Fuenteliviana, Bezoya, Solán de Cabras…
C-Cava Codorniu, Freixenet, Segura Viudas, Castellblanch, Delapierre, Rondel
A- Torre Oria, Carlota, Suria, Domingo de la Vega, Bonaral, Lar de Plata…
C-Vichy Catalán
A-Marcas blancas
C-Cerveza Damm
A-Túria, Cruzcampo, Alhambra
Dulces/pan/repostería
C-Repostería Martínez
A-Dulces Codan, La Bella Easo, Mildred, Dulcesol…
C-Donuts, Donetes, Bollycao, Phoskitos
A-Dulces Codan, La Bella Easo, Mildred, Dulcesol…
C-Productos Kinder.
A-Dulces Codan, La Bella Easo, Mildred, Dulcesol…
C-Panrico, Brooks American Sandwich.
A-Pan de molde Carolina, Orio, La Bella Easo…
C-Galletas Lu, Príncipe, Fontaneda, Artiach.
A-Guillón, Cuétara.
C-Dietéticos Gerble, Santiveri, Biocentury
A-El Clérigo
C-Chupachups, Caramelos Solano
A-Halls, Trident, Orbit
C-Colacao
A-Marcas blancas
C-Postres Royal
A-Dhul
C-Paladín instantáneo
A-Chocolates Amalia
C-Nocilla, Nutella
A-Marcas blancas
C-Miel de la Granja San Francisco
A-Varias
C-Cereales Nestlé
A-Cereales Pascual, Kellogg’s
Lácteos/Salsas
C-Quesos Hotchland
A-El Caserío, Arla, Arias, Kraft, La vaca que ríe, President…
C-Salsas Calvé, Hellmann’s, Ligeresa
A-Ybarra, Heinz
C-Tomate frito Solis, Apis
A-Orlando
C- Flora, Tulipán, Ligeresa
A- Arias, Artúas
Precocinados
C- Productos Frescavida (Gallina Blanca)
A- Gigante verde, Tortillas campifood
C- Productos Salto (Knorr)
A- La Cocinera, Frudesa, Findus
C- Productos Gallina Blanca
A- Marcas blancas
C- Cremas Knorr
A- Marcas blancas
C- Caldos Aneto
A- Marcas blancas
Carnes y embutidos
C- Embutidos Casa Tarradellas/Casademont/Noel/Argal (embutidos, charcutería y pizzas de Hacendado)
A- Oscar Mayer, EL POZO, Campofrío
C- Patés La Piara, Casa Tarradellas
A- Sánchez Romero Carvajal, Marcas blancas
C- Fuet Empuña
A- Embutidos Palacios
Envasados y congelados
C- Helados Frigo
A- Helados Royne, Alacant, Menorquina, La Jijonenca
C- Ultracongelados La Sirena, Maheso
A- La Cocinera, Frudesa, Findus
C- Conservas Dani
A- Conservas Albo, Cuca, Calvo, Isabel, Rianxeira
Pasta y pizzas
C- Pastas Gallo, El Pavo, Buitoni, (Pasta Hacendado que son Pastas Gallo)
A- Pastas La Ardilla, Miau, Giovanni, Ranna…
C- Pizzas Casa Tarradellas
A- Pizzas Campofrío, Palacios…
Hogar y droguería
C- Compresas Evax, Ausonia
A- Compresas Carefree, Renova, Tampax
C- Pañales Ausonia, Dodot
A- Pañales Huggies
C- Vileda
A- Ballerina, Sotch Brite, Ajax, Nanax
C- Papel transparente y aluminio Vileda
A- Papel transparente y aluminio Albal
C- Detergentes Colón, Dixán, Wipp Express, Norit, Micolor, Kalia, Vernel
A- Detergentes Ariel, Skip.
C- Suavizante Flor
A- Suavizante Mimosín
C- Sanitarios Harpic
A- Sanitarios WC Net, Pato WC
C- Lavavajillas Mistol
A- Lavavajillas Fairy, Ajax
C- Ambientadores Ambi Pur/Air Wick
A- Ambientadores Brise
C- Insecticida Bloom, Cucal
A- Insecticidas Rais, Baygon
C- Lejías Neutrex, Estrella
A- Marcas blancas
C- Friegasuelos Tenn, Neutrex
A- Friegasuelos Xampa, Ajax, Don Limpio




C- Calgón y Calgonit
A- Marcas blancas
C- Baterías y pilas Cegasa
A- Baterías y pilas Duracell

C- Productos de Zapatos Kiwi, KANFOR
A- Marcas blancas

Pensamiento de A. Rogers (1931)

Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo. El gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona. Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, eso... mi querido amigo...

...es el fin de cualquier Nación. “No se puede multiplicar la riqueza dividiéndola”. Dr. Adrian Rogers, 1931

La farsa del 11-M

Esta serie documental ya fue censurada en youtube

PLANTAS QUE CURAN ENFERMEDADES GRAVES

Plantas prohibidas para curar enfermedades graves

Textos de Friedrich Nietzsche

1.000 Razones para dejar de fumar.

PULSAR SOBRE IMAGEN

Mapa visita 6/3/2011

Libros gratis en in ternet

Libros gratis en internet

PRENSA 15M ESTEPONA

PRENSA 15M ESTEPONA pulsa sobre esta imagen.

PULSAR SOBRE LA IMAGEN

Visitas 17.02.2010

Los dueños del sistema de poder universal oculto

Sistema oculto

Donde nace la impunidad de Israel

no le des tu dinero a israel

GOLPE DE ESTADO DE LOS BANCO

LOS BANCOS HAN DADO UN GOLPE DE ESTADO, SE HAN QUEDADO CON EL PODER

El tema de la crisis económica y sus repercusiones, por Juan Torres López, Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla y miembro del Consejo Científico de ATTAC. Una de las mentes más lucidas en temas económicos! .
Se viene el Gobierno Mundial... ¡¡y se viene rápido!! Si logran instaurarlo o no, depende de nosotros. No de una MAYORIA (al menos, no al principio), sino que depende de si un grupo mucho más pequeño, que denominamos LA RESISTENCIA, logra despertar a los Pueblos del mundo en contra de los dueños del Nuevo Orden Mundial..


"Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, Estos privaran a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron."

THOMAS JEFFERSON, 1802

Seguir por Email

Enlaces